FECOBA

Viernes 9 de Noviembre de 2018

ECONOMÍA

Mercosur y UE retoman negociación sin acuerdo posible para este año BAE

- Será en Bruselas, y buscan enviar una señal a Bolsonaro

por Francisco Martirena
Ya con la mirada puesta en la posición que asumirá el electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el Mercosur y la Unión Europea ( UE) se volverán a reunir la próxima semana en Bruselas, aunque para este año las cartas están echadas y no habrá ningún acuerdo comercial.

Si bien el Gobierno, en forma idéntica al año pasado antes de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio ( OMC), ahora pretende instalar que se podría firmar un "acuerdo" durante el G-20, existe una falacia. De lograrse, sería apenas un "comunicado de carácter político" sin ningún fundamento económico, con el objetivo de mostrar un resultado en público, admitieron fuentes del Mercosur a BAE Negocios. "La Argentina siempre exagera las posiciones y quiere firmar un cheque en blanco. Hoy hay que decir que hasta que Bolsonaro se acomode no va a pasar nada importante", señalaron desde el bloque.

Desde la Cancillería afirman que la reunión de la semana venidera encierra "la expectativa de si el gobierno saliente de Michel Temer tiene un guiño de Bolsonaro para ir adelante; o si va a dejar simplemente la posta de cerrar esta negociación a otro gobierno como se viene haciendo desde hace 20 años. Y si esta vez, la UE comprende que si no muestra flexibilidad se va a perder como en 2004 otra oportunidad histórica".

"Las conversaciones están muy difíciles. La UE tiene poco margen para ser flexible teniendo en cuenta la ola de populismo que hay en Europa", señalaron las fuentes. El bloque sudamericano reclamó a su contraparte que mejore las ofertas agrícolas, por ejemplo en el caso de la carne vacuna, el azúcar y el etanol, pero la respuesta fue negativa. En este marco, el Mercosur considera que no puede seguir haciendo concesiones para una mayor apertura en bienes industriales, admitieron las fuentes.

"Queremos cerrar pero no a cualquier precio", manifestó un negociador de la Argentina, que dentro del bloque es la que tiene la postura menos rígida para alcanzar un acuerdo de libre comercio. Para el Mercosur, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, mantiene una posición casi cerrada por la defensa de los intereses agrícolas y no facilita los avances. Uno de los focos está puesto en la cuota ofrecida por el bloque europeo para la importación de 99.000 toneladas de carne y 150.000 de azúcar por año procedentes del Mercosur, que es considerada "bastante limitada" y un pedido para que no se apliquen aranceles dentro de esa cuota. Además, las 99.000 toneladas de carne fueron ofrecidas verbalmente por la UE, y no constan en ninguna oferta escrita porque los agricultores no quieren más de 70 mil toneladas.



Ir a la noticia original