FECOBA

Viernes 9 de Noviembre de 2018

ECONOMÍA

Con dólar y tasa en baja, el BCRA define qué hacer con los pesos si compra reservas LaNación

- Será parte de la discusión con la misión del FMI que está en el país; el billete volvió a caer y cerró 0,6% arriba del piso de la banda de flotación; la tasa quedó al 67,13%

Por Javier Blanco
El dólar volvió a moverse a la baja ayer, con lo que quedó cerca de tocar el piso de la banda de libre flotación dispuesto hace 40 días. La tasa de interés, en tanto, quedó a 67,13%, su menor nivel desde que el Banco Central (BCRA) puso en marcha el régimen que apunta a mantener una variación nula de la oferta monetaria para tratar de calmar –a la vez– la divisa y la inflación.

El billete cerró a un promedio de $35,50 para la venta mayorista (quedó a $36,70 para el público), con lo que bajó 17 centavos (o 0,47%) y quedó a 0,6% de perforar el piso móvil inferior de la banda de flotación (ubicado en $35,20 para la fecha).

Si lo hace, vale recordar, deja habilitado al BCRA para comprar hasta US$150 millones en reservas por día (mediante subastas de mercado) para sostener su valor, algo que la entidad ya resolvió que hará (“de la misma manera que hubiéramos vendido de haber superado la banda superior”, dicen) para dotar de credibilidad al programa.

Lo que resta definir, en tal caso, es qué hará con los $5000 millones que podría volcar al mercado a diario por esa vía, ya que el acuerdo con el FMI contempla que no tiene la obligación de esterilizarlos, pero el jefe de la misión de ese organismo, que arriba hoy al país, el italiano Roberto Candarelli, ya adelantó (en una conferencia telefónica con managers de fondos de inversión de Wall Street el viernes pasado) que le parecería “prematuro” que se relajen las metas monetarias por esta causa.

En paralelo a la baja del billete, la tasa de referencia, fijada desde el inicio del actual plan por el interés que paga el BCRA a los bancos por colocarles a diario Letras de Liquidez (Leliq) para regular la oferta de pesos del mercado, cayó en otros 30 puntos y por quinta jornada consecutiva. Quedó al 67,13% anual pese a que la entidad renovó el total de la deuda que le vencía en el día ($155.886 millones) y colocó algo más también ($176.610 millones).

Así, alcanzó el menor nivel desde que se puso en marcha el esquema de subastas diarias, el 1° de octubre (había sido del 67,18% anual), y amplió a 639 puntos su distancia del nivel máximo de 73,52% que alcanzó hace exactamente un mes.

El movimiento a la baja en paralelo de ambas variables contraría las presunciones de algunos operadores de mercado, que temían rebotes del tipo de cambio ante retrocesos de la tasa, y muestra un mercado

LA NACION

que busca un nuevo equilibrio entre ambas variables y que, así como se alejó de los niveles de pánico en lo cambiario, ahora se prepara para hacer lo propio en lo monetario.

“No hay que perder de vista que veníamos de niveles de sobrerreacción tanto en lo que hace a tasa como a dólar. Lo que se observa hoy es que la plaza cambiaria está cerca del equilibrio, algo posibilitado básicamente porque bajó la demanda estructural de divisas y la destinada a atesoramiento, pero el recorrido de la tasa está condicionado no solo por las precauciones que toma el BCRA para no volver a pecar de optimismo, sino por la evolución de la inflación cuyos datos se conocen con rezago respecto de otros países de la región”, explica Miguel Zielonka, de EconViews.

“Mi sensación –prosigue– es que están tratando de encontrarle la sintonía fina: algo así como cuando te estás duchando y te cuesta regular la temperatura agradable y te pasás de un lado al otro, pero teniendo en cuenta que ellos no tienen hoy ese margen de juego, por lo que optan por hacerlo despacito”, explica.

Para el consultor Federico Muñoz “no hay inconsistencia alguna en dólar y tasa bajando simultáneamente”, y si la tasa ahora baja es porque a este nivel “sigue siendo superior a la expectativa de devaluación de corto plazo”, ahora que las proyecciones sobre la evolución futura del billete se modificaron.

Los operadores, por su parte, coinciden en señalar que a este nivel –y pesealabajaprogresivaquevieneensayando en las últimas jornadas (la tasa promedio que los bancos pagan por plazos fijos cayó del 51,4% anual al 45% en 7 ruedas)–, la tasa le sigue ganandocómodalapulseadaaldólar. “El retroceso que hubo no amedrentó a los inversores que siguen viendo las tasas en niveles muy atractivos en este escenario de calma cambiaria”, indicó Fernando Izzo, de la corredora ABC, Mercado de Cambios.

Incluso sostienen que una parte del recorrido bajista que ensaya el dólar (ya cayó 13% desde los máximos previos al inicio del plan) se sostiene por el ingreso de fondos o las apuestas al denominado carry trade.

El expresidente del BCRA Martín Redrado coincide con esta caracterización y adjudica a esa incidencia el salto que dio el volumen operado en la plaza cambiaria local, que tras promediar US$477 millones durante octubre, se mantiene por encima de los US$600 millones desde que comenzó este mes (fue de US$606,5 millones en la rueda de ayer).

Ir a la noticia original