FECOBA

Viernes 9 de Noviembre de 2018

CIUDAD

La publicidad porteña del tabaco, en infracción LaNación

La manera en que los cigarrillos están exhibidos en quioscos, almacenes o estaciones de servicio de la ciudad revela una baja fiscalización del cumplimiento de la ley de control de tabaco porteña. Esos puntos de venta están exceptuados de la prohibición de que esos productos se publiciten en su interior, pero un relevamiento en 12 barrios muestra que el 79% de los exhibidores o avisos se pueden ver desde la calle.

“Constituye una violación de la ley de control de tabaco porteña”, afirman desde la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) Argentina, que presentó los resultados de un estudio sobre las estrategias de marketing de las empresas en esos sitios de venta, que incluyen carteles o exhibidores que atraen por sus luces, imágenes tridimensionales, colores brillantes y símbolos del lenguaje adolescente.

La regulación prohíbe en general la publicidad, la promoción y el patrocinio de los productos de tabaco, pero exceptúa a los lugares de venta. “Lo que ocurra dentro del punto de venta está permitido porque no está exceptuado. La única condición de la reglamentación porteña es que no se vea del exterior. La industria se adaptó en todo el país a una prohibición amplia de la publicidad, retiró los avisos tradicionales a principios de 2016 y aprovechó lo que no está prohibido”, explicó Belén Ríos, codirectora ejecutiva de FIC Argentina. Y agregó: “Como no está incluido en ninguna de las normas de la Argentina, excepto en la nueva ley de Tierra del Fuego, una prohibición expresa de la exhibición de productos, la industria tabacalera explota el uso de los paquetes en quioscos y otros sitios de venta, con luces y colores, porque no está regulado”.

Un equipo de FIC Argentina seleccionó 36 puntos de venta (12 quioscos, 12 almacenes y 12 estaciones de servicio) de barrios de distintos niveles socioeconómicos: Palermo, Caballito, Belgrano, Re- coleta, Villa Urquiza, Retiro, Almagro, Chacarita, Liniers, Balvanera, Villa Lugano y Barracas.

En esos locales compraron 86 paquetes para analizar el envoltorio con un protocolo internacional con una serie de variables, además del contexto. Luego se buscó la relación entre ambos. Premios, cigarrillos de regalo, diseños que contrarrestan los mensajes de salud pública sobre los efectos nocivos del tabaquismo y promociones son algunos de los atractivos con los que los fabricantes seducen a los consumidores en los puntos de venta, donde ocho de cada 10 compras se deciden en el momento.

Ir a la noticia original