FECOBA

Viernes 7 de Diciembre de 2018

ECONOMÍA

Dólar y tasa estables, al margen de otro día complicado para el mercado global LaNación

- La cotización minorista cerró sin cambios a $38,68; módica baja de las Leliq

Por Javier Blanco
La plaza financiera local capeó bien el nuevo temporal que se desató temprano en los mercados globales –aunque fue perdiendo intensidad– por una oleada de ventas, luego de que el arresto de una alta ejecutiva de Huawei (e hija del fundador de esa compañía) ayudara a recrear los temores a una guerra comercial entre China y Estados Unidos.

El dólar y la tasa interna (ahora ya sin garantía de piso) se operaron estables, al cerrar sin cambios a $38,68 la cotización para venta al público, el primero, y quedar al 59,01% la tasa de interés de referencia (-9 puntos respecto de anteayer).
De esta manera, ambas variables se mantuvieron casi al margen de un nuevo y espasmódico reacomodamiento mundial de carteras, pese a que impactó fuerte sobre el castigado riesgo argentino y hasta le hizo recobrar al oro parte del esplendor perdido, al llegar a operarse la onza a US$1244,3, su mayor nivel en 5 meses por demanda de coberturas.

Si se quiere, el más influido por este cuadro volvió a ser el dólar, aunque esporádicamente. Es que volvió a abrir, como anteayer, al alza y con predominio de la demanda, pero el refuerzo que la oferta recibió en los últimos días del comienzo de la liquidación de la cosecha fina parece alcanzar para tenerlo controlado.

“El billete [mayorista] se volvió a operar muy volátil influenciado por el clima externo, con máximos de $38,13, alcanzados en la primera parte de la rueda, y mínimos de $37,55 en la segunda mitad, antes de cerrar a $37,70 promedio, con un avance de 25 centavos en el día para este segmento de negocios”, refirió el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios.
En el caso de la tasa, mostró un módico retroceso, en una jornada en la que el Banco Central (BCRA) dosificó el trabajo de su aspiradora, favoreciendo una inyección de $12.600 millones al mercado al hacer solo una renovación parcial de sus Letras de Liquidez (Leliq), que contrastó con los $192.600 millones retirados por esa vía en las ocho ruedas anteriores. De esta manera se leyó que buscó asegurar que la tasa mantenga su tendencia a la baja.

Riesgo indomable
La cuota de frustración la aportó el sostenido recorrido alcista del riesgo país, que en lo peor del día tocó un máximo de 745 puntos (volviendo a un nivel que no experimentaba desde mediados de septiembre), antes de replegarse bastante luego, para terminar el día en la zona de los 729, con otro avance cercano al 0,8% respecto de su cierre previo. Esto volvió a arrastar al costo de los seguros contra un posible nuevo default de la deuda argentina a 5 años, que avanzó otros 9 puntos para quedar en 689 unidades.

Ir a la noticia original