FECOBA

Viernes 11 de Enero de 2019

Título destacado de portada

BCRA inauguró la era de compra de dólares en la "zona". Pese a la caída en la divisa, no forzó la baja de tasas Ámbito

- Debutó la intervención oficial en esquema de bandas. El billete mayorista cerró a $37,09. El organismo inyectó $746,1 M. Esto aumentó la meta de la base monetaria en $529,49 M para enero.

Por Juan Pablo Marino
@jpmarino79
Por primera vez desde que se implementó el nuevo esquema monetario, el Banco Central salió ayer a comprar u$s20 millones en una subasta, luego de que el dólar mayorista volviera a perforar el piso de la banda de no intervención, ante la intensificación de la oferta divisas por parte de exportadores y una acotada demanda estacional de inversores privados. Promediando la jornada, la divisa cayó debajo de los $37,355, precio de la parte inferior de la “zona de no intervención” estipulado para ayer, lo que habilitó el BCRA a entrar en acción en la plaza, esta vez para comprar dólares, algo que no realizaba hace más de un año y medio.

“Las órdenes de venta no menguaron a lo largo de todo el día forzando bajas en el precio”, indicó el analista Gustavo Quintana, lo que propició que el dólar perfore el piso de la “zona de no intervención”, que fluctúa diariamente al 2% mensual en base a un reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pasadas las 13, el BCRA anunció “una única subasta de compra de moneda extranjera en contado y bilateral (entrega la contrapartida una vez ver confirmada la recepción de los fondos)”, por hasta u$s20 millones, que fueron adquiridos en su totalidad a un valor promedio de $37,305, en busca de sostener el valor de la moneda.

Fuentes oficiales destacaron que “tanto el precio promedio como el máximo precio de compra fueron de $37,305, cinco centavos por debajo del valor mínimo de la zona de no intervención. Como contraparte de la intervención de compra, el BCRA inyectó $746,1 millones al mercado”. Agregaron que, tal como contempla el esquema, los pesos inyectados por este tipo de compras incrementan la meta de base monetaria. En enero, el impacto de esta operación específica es de $529,49 millones (746,1 x 22 días restantes de los 31 días del mes). En los meses subsiguientes el impacto sobre la meta será pleno ($746,1 millones). Después de que la entidad que conduce Guido Sandleris efectuó la subasta, la cotización mayorista profundizó su tendencia bajista y cerró con una merma de 29 centavos en $37,09, un 0,7% por debajo de la parte inferior de la “zona”. Se trata de su menor precio en más de un mes. El volumen total operado en el mercado de cambios bajó un 6% a u$s603 millones. En tanto, el billete minorista cayó 31 centavo, a $38,16, y el”blue”, 50 centavos a $39,25.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, resaltó que “el acuerdo con el FMI era de fijar resistencia y soporte cambiario, pero no fijó en qué condiciones, por lo que quedó librado a criterio del BCRA. Hoy (por ayer) se comprobó por primera vez que este sistema no tiene un precio fijo como dice la tablita y tampoco un monto de intervención”. Para el economista Miguel Kiguel, de la consultora Econviews, si el BCRA sigue “interviniendo para que el tipo de cambio se mantenga en el piso de la banda, deberíamos ver una baja más acelerada de la tasa de Leliq’”.

Justamente hacia el final de la rueda, el Central convalidó la quinta baja consecutiva de la tasa de Leliq, que se ubicó en promedio en 58,459% (frente al 58,782% del miércoles). La autoridad monetaria colocó Letras de Liquidez por $151.332 millones (vencían $151.371 millones), con una tasa máxima adjudicada de 58,747% y una mínima de 57,75%. En las mesas, de todos modos, algunos pusieron “en duda” la eficacia del mecanismo de subastas oficiales para sostener el precio de la divisa dentro de los parámetros fijados por la actual política cambiaria y monetaria. Con el valor de la divisa deprimido, el negocio financiero pasa por contar con pesos en la cartera, y no dólares en posición, señalaron en las mesas. En ese marco, “hay que elegir qué activo en pesos conviene más, midiendo el riesgo y vencimiento con tasas muy altas especialmente para los bancos, con Leliq, call money y swaps cambiarios, todo por encima del 58,46% hasta un mínimo de 54%”, describió Izzo. En el mercado de futuros del Rofex, se negociaron u$s 436 millones, de los cuales más del 60% se pactó en los plazos de enero y febrero operándose sobre el final a $38,08 y $39,40 con tasas del 46,87% y 46,61%, respectivamente. Por otro lado, las reservas del Banco Central aumentaron u$s96 millones a u$s 66.041 millones.

Ir a la noticia original