FECOBA

Viernes 11 de Enero de 2019

CIUDAD

El nuevo Código Urbanístico porteño disparó la presentación de planos para obras BAE

- El 2018 cerró con 4.959 permisos, un 21% más que un año antes

Por Gustavo Grimaldi
El 2018 fue un año muy complicado para los sectores inmobiliarios y de la construcción. Sin embargo, será recordado por ser el año con mayor volumen de permisos para obras nuevas de la última década.
Según datos del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU), de la Ciudad de Buenos Aires, el pasado año se iniciaron 4.959 trámites, un 21,2% más que los concretados en 2017.

Especialistas del sector atribuyen estos números a varios factores aunque ponen el acento en el nuevo Código Urbanístico que ya comenzó a regir y que, entre otras cuestiones, limita la construcción en altura.

Seguramente, por ese motivo, muchos profesionales que tenían en carpeta proyectos para construir torres apuraron los trámites para ingresar los planos antes de que la nueva norma se ponga en vigencia en la ciudad de Buenos Aires.

No extraña entonces que los permisos para obras mayores a los 5.000 metros cuadrados hayan crecido un 84% en relación al 2017. Según los datos del CPAU, el año pasado se concretaron 152 trámites contra los 84 del año anterior.

Aunque menor, en el caso de los permisos para obras pequeñas y medianas -de hasta 1.000 metros cuadrados- también hubo un incremento. Hubo casi 4.000 presentaciones de planos, un 22% más que 2017, indica la consultora Reporte Inmobiliario.

Al respecto, Lisandro Etcheverri, socio del estudio de arquitectura Etcheverri y Asociados, le explicó a BAE Negocios que también hay otras variables, más allá de la modificación del código, que explican este crecimiento. "En la primera mitad del año hubo un impulso de obras dado por los créditos hipotecarios. Además, hubo mucho movimiento por la gran cantidad de terrenos que vendió el Estado. También hay que tener en cuenta que siempre el negocio inmobiliario funciona como refugio de valor".

El nuevo código actualiza normas que ya resultaban obsoletas para la realidad de la Ciudad, dado que el código de edificación había sido confeccionado en 1943 y el urbanístico había sufrido su última reforma en 1977.

El cambio más relevante para los desarrolladores es que, a partir de este año, habrá seis alturas permitidas para construir en toda la Ciudad: van desde planta baja y dos pisos (9 metros) hasta planta baja y 12 pisos (38 metros) como máximo. Reemplazan a las 27 que había hasta el momento.

Preocupación en el sector

Más allá de las modificaciones que deberán tener en cuenta las constructoras, el sector de real estate sabe que deberá enfrentar un año complejo. Por esa razón, los empresarios buscan proponer una agenda sectorial que será presentada durante el año a los candidatos presidenciales y al presidente Mauricio Macri. Los temas que se incluyeron son la creación de un sistema hipotecario sustentable y accesible para toda la población, la eliminación de los impuestos altamente distorsivos para el desarrollo inmobiliario, promover la incorporación de tecnología en toda la cadena de valor de la industria, y mejorar los sistemas de aprobación y registración de planos y documentos.
Los referentes del sector saben que el año electoral estará marcado por una incertidumbre que hará que los inversores de proyectos inmobiliarios posterguen decisiones.



Ir a la noticia original